¿ Qué es la cistitis ?

La cistitis es una inflamación e irritación de la mucosa de la vejiga urinaria que causa una sensación de ardor al orinar. Según como, puede también aparecer hematuria (sangre en la orina), dolor y a veces fiebre u otros síntomas.

Aunque la cistitis suele ser una enfermedad común en las mujeres, también se puede presentar en los hombres, sobre todo en los que padecen de alguna dolencia en la próstata (tamaño aumentado, prostatitis, hiperplasia prostática…).

Causas de la cistitis

En la mayoría de los casos, una infección bacteriana es la causante de la cistitis. El agente infeccioso más común es la bacteria Escherichia Colli (en el 90 % de los casos) que se aloja en el tracto gastrointestinal, aunque existen otras posibilidades como pueden ser las bacterias Klebsiella, Staphylococcus, Proteus mirabilis, Enterococcus, Corynebacterium (bacteria poseedora de ureasa, enzima capaz de generar cálculos)  y Enterobacter entre otras.

La cistitis es más común en las mujeres, debido a la corta longitud de la uretra, lo que favorece la transmisión de bacterias desde la piel a los órganos genitales, hacia el interior del cuerpo.

El riesgo de contraer cistitis aumenta en la niñez y la menopausia. Es la infección más frecuente durante el embarazo, su incidencia fluctúa entre el 3% y el 12% de las mujeres embarazadas.

Aunque casi siempre la infección es debida a una bacteria, tampoco se debe omitir la posibilidad de una infección vírica o una infección causada por levaduras.

Tratamiento de la cistitis

La medicina convencional suele prescribir antibióticos para combatir una cistitis, a veces sin considerar la posibilidad de que estos empeoren la situación si el agente causante es una levadura. Tampoco se considera la posibilidad de que la vejiga esté inflamada a causa de un acúmulo de toxinas filtradas por los riñones desde la corriente sanguínea.

Por último recordar también que una cistitis puede ser debida a compuestos químicos o incluso a la intolerancia a uno o varios alimentos concretos.

Dieta indicada para la cistitis

La dieta a seguir será predominantemente vegetal a base de verduras, proteínas de origen vegetal, cereales integrales, aceites insaturados y algo de fruta fresca.
Será imprescindible aumentar los líquidos (2 litros o más de agua minero-medicinal), zumos de frutas o verduras, tisanas… La inclusión del caldo antioxidante favorecerá la producción de orina y la consiguiente eliminación de gérmenes.

Se evitarán todas las especias y los picantes, también el tabaco, café y alcohol. El arándano rojo resulta ser muy efectivo.